El secretario de Estado denunció a Cuba por discriminar los nacidos en su tierra y no permitirles viajar en los cruceros de Carnival a la isla

Archivado en:

  • El secretario de Estado John Kerry exhortó el jueves a los alumnos del Miami-Dade Honors College a que se empeñen en hacer realidad un sueño de inclusión que abarque “lo que nuestro país representa internacionalmente”.

Para alentar la libertad, dijo, Estados Unidos desea ayudar “al pueblo cubano a comenzar un nuevo capítulo de su historia”. Reconoció que hay críticos que creen que Cuba no ha hecho nada por merecer una nueva relación con Estados Unidos, pero afirmó que la política de acercamiento y la reanudación de las relaciones diplomáticas es la correcta.

“Es difícil pensar en una herramienta diplomática más débil que una embajada cerrada”, dijo, y agregó que el reciente viaje del presidente Barack Obama a Cuba, en el que estuvo junto al gobernante cubano Raúl Castro y respondió preguntas difíciles sobre los derechos humanos, los prisioneros políticos y lo que significa la libertad, tuvo un gran valor.

Kerry habló en una ceremonia especial de entrega de medallas a los alumnos del Miami-Dade Honors College antes de la ceremonia de graduación el 30 de abril. El Honors College del Miami-Dade College, que tiene un programa académico riguroso con una perspectiva global, ha sido reconocido como un primer paso para estudiar en prestigiosas casas de estudios superiores en todo el mundo.

La multitud de 750 personas, entre los que había 244 alumnos de primer año y 187 de segundo, dio a Kerry una ovación de pie cuando se dirigía al estrado. Muchos le tomaron fotos y grabaron el discurso de media hora con sus teléfonos móviles.

Kerry dijo que quería pedir algo a los estudiantes: “No dejen que nadie socave la fe que tienen en el sueño americano”. Y agregó que ese sueño comienza con la diversidad. El secretario de Estado dijo que el Miami Dade College, que tiene alumnos de 199 países que hablan 88 idiomas, es emblemático de esa diversidad.

“El verdadero sueño americano es mucho más que dinero y empleo. Es también nuestra responsabilidad unos con los otros. Todo el mundo necesita ser considerado un partícipe en el sueño americano”.

El discurso de Kerry a los alumnos en la Torre de la Libertad, a la que llamó la Ellis Island del sur, no se consideró político. Pero ante una audiencia miamense, no pudo dejar de tocar el tema de Cuba y las políticas de exclusión que defienden algunos aspirantes republicanos a la candidatura presidencial.

“Es casi imposible ponerse furioso cuando uno se concentra en ayudar a los demás”, dijo Kerry, quien alentó a los alumnos a tomar en cuenta carreras en el servicio público y en el Departamento de Estado. “Su país los necesita mucho”, dijo.

Una demanda colectiva se presentó contra la firma Carnival Corporation y su línea de cruceros Fathom, donde se alega que la compañía de cruceros está violando los derechos civiles al negarle a los norteamericanos nacidos en Cuba la posibilidad de viajar en su próximo visita a Cuba.

Anteriormente en el día, Kerry tocó la controversia sobre los planes de Carnival Corp. de comenzar los cruceros a Cuba en su línea Fathom el 1 de mayo.